¿Vale la pena hacer un video corporativo?

¿Vale la pena hacer un video corporativo?

video corporativo

¿Vale la pena hacer un video corporativo?

video corporativo
Probablemente muchos se han visto enfrentados a esta pregunta, especialmente luego de ver cuanto cuesta realmente hacer un video. Y la verdad es que sí vale la pena, pero solo en el caso de que este bien contextualizado y si realmente entendemos el objetivo de un video.
Un video es probablemente la herramienta más poderosa para entregar un mensaje, y al mismo tiempo una de las más difíciles de usar, ya que es muy fácil desviarnos del foco, y terminar con una pieza audiovisual que tiene los más increíbles efectos y adornos, pero que no entrega el mensaje que queremos.
Es evidente que hacer un video de presentación de nuestra empresa es más caro que solo enviar una carta o una tarjeta, por lo que debemos hacerlo bien. Por lo que siempre es recomendable recurrir a un video solo cuando nuestro mensaje no lo podamos entregar de otras formas, ya sea por que es muy complejo, o porque no logramos que tenga una penetración suficiente.
Un ejemplo de esto es la realización de videos explicativos de productos, donde un aspecto fundamental es enfocar el video a complementar información que previamente ya se le entrego al cliente o reforzarla en caso de que creamos que con un catalogo no basta.
En el caso de video de carácter más corporativos, se debe aprovechar la oportunidad de decir lo que no es evidente, como trayectoria de la empresa destacando logros y reconocimientos que haya conseguido a lo largo de su historia. Aspectos que de otra forma el cliente no se enteraría.
Puede ser fácil caer en la tentación de simplemente pensar que un video mejorara la imagen de nuestra empresa o que aumentara las ventas, pero en la realidad eso no ocurre, especialmente cuando lo que mostramos en el video no esta de la mano con nuestra conducta como empresa, por ejemplo, muchas empresas crean videos con énfasis en su buen “servicio al cliente”, pero en la práctica, ese mensaje solo podría ser entregado al ofrecer efectivamente un buen servicio al cliente.
Dadas las exigencias de los clientes, y la apertura de nuevos canales de información, como foros de internet y otros, es muy difícil dar una imagen equivocada de nuestra empresa, ya que hoy solo necesito “googlear” para tener más antecedentes y opiniones de otras personas.
Como conclusión debemos hacer un video de nuestra empresa solo cuando sea estrictamente necesario, y no sea posible entregar el mensaje que queremos a través de otros canales, como catálogos, folletos, etc. y por supuesto siempre confiar en una empresa seria para hacerlo, ya que es la imagen de nuestra empresa la que esta en juego.
Director Chilliwood