Tips básicos para elegir la resolución en que hago un video para YouTube y otras redes

Tips básicos para elegir la resolución en que hago un video para YouTube y otras redes

Las expresiones Full HD o calidad 4K sin duda las hemos escuchado muchísimas veces, ya sea cuando compramos un televisor (o cualquier dispositivo con pantalla) o bien cuando estamos pensando en hacer un video y de pronto nos encontramos con estas opciones que a simple vista hablan de calidad de video.

Pues lo cierto es que este número cuando lo llevamos al mundo real es simplemente un número que cada vez tiene menos importancia. Esto es debido a que lo que vemos es mucho más que solo una resolución, importan otros aspectos que sin duda son más complejos y dificiles de expresar en solo una palabra.

Por ejemplo la mayoría de las películas realizadas hoy en el cine digital (Hollywood) y que vemos en los cines, son grabadas con cámaras con una resolución inferior a 4K (Arri Alexa) pero con prestaciones y otras características que hacen la diferencia cuando vemos el resultado final en pantalla.

Estos aspectos que muchas veces son desconocidos van desde el rango dinámico de la cámara hasta el bitrate con que se comprime el archivo.

Entonces en que nos fijamos cuando empezamos a planear un video, pues la respuesta es más sencilla de lo que pensamos, y es solo el contenido. Aunque esto va más allá de solo planear una idea de video, esto tiene que ver con pensar racionalmente para quien es el video, cuantos videos entregamos (hoy es 100% necesario pensar en serie para ver resultados… ver este enlace) y lo más importante es planear una estrategia realista para llevar a cabo nuestro plan.

Ahora todo esto tiene que ver con la preproducción, pero ya en el video… ¿que es lo más importante? La respuesta de eso es más simple aún y es el sonido, algo tan fundamental y fácil de pasar por alto que muchas veces lo olvidamos, pero ya en un futuro post veremos porque es lo más importante (incluso por delante de la imagen) y como logramos para nuestros videos se escuchen perfecto.