Eligiendo un video corporativo para la empresa

Eligiendo un video corporativo para la empresa

lente

lente

Es sumamente tomar una decisión en cuanto si haré o no una producción audiovisual para presentar mi empresa, y sin duda es muchísimo más difícil elegir cuanto gastare en el video corporativo.

Cuando planeamos producir un video institucional, por lo general esperamos que el resultado sea tan increíble como una producción de Hollywood. Pero esa idea rápidamente se nos cae al suelo cuando vemos los presupuestos de diferentes productoras que simplemente están muy por encima de lo esperado.

Para hacernos una idea inicial, los precios de producción de un video corporativo comienzan en alrededor $500.000.- Eso es tomando en cuenta una producción simple y un resultado que si bien es de calidad profesional, no contará con todas las características que podríamos desear para presentar nuestra empresa, como animaciones y efectos digitales complejos para potenciar nuestro mensaje.

Por supuesto que en muchos casos una producción simple es más que suficiente, pero esa decisión la debemos tomar antes de comenzar a trabajar en un video, definiendo nuestros objetivos, nuestro canal de difusión y aún más importante, el publico al que nos estamos enfocando. Teniendo estos parámetros claros y establecidos ya podemos hacernos una idea de cuanto podemos invertir en un video. Esto es un proceso fundamental, y debe ser estudiado de forma interna por la empresa, ya que un video nunca se realiza de forma aislada, sino que forma parte de una estrategia, es decir, por lo general se hace un video cuando se esta reestructurando la imagen, la misión o visión de la empresa, ya que a través de un video se puede potenciar ese cambio y hacerlo más fácil de comunicar.

También es común producir una pieza con la intención de potenciar la imagen de la empresa, con un video, una nueva web, e incluso muchas veces esto se acompaña con otros elementos de merchandising, como poleras, gorros, etc. Es lógico pensar que lo que invierta en un video en uno  u otro caso, será directamente proporcional a lo que se esta invirtiendo en todo el proceso, ya que el video no es más que otra herramienta de comunicación.

Es difícil estimar la estructura de gastos en una re estructuración de imagen corporativa, o en otro proceso de comunicación, ya que todas las empresas tienen necesidades distintas, una fuerza de trabajo distinta y sin duda una forma diferente de llegar a sus clientes. Pero lo que si es cierto, es que todas las empresas necesitan de una carta de presentación, ya sea el hall de acceso a sus oficinas, o una pagina web. Y cuanto invertimos en esa carta de presentación, tiene relación con cuanto valoramos a nuestros clientes y cuanto valoramos nuestra compañía.