Elegir o no una productora audiovisual

productora audiovisual

Sin lugar a dudas que cuando comenzamos a crear un plan de difusión de nuestra empresa, muchas ideas surgen, y claro algunas pueden ser muy efectivas y buenas, pero a que costo… sería ideal que contáramos con un presupuesto ilimitado donde podamos acceder a publicidad gráfica, spots en televisión, o incluso contenidos interactivos para la web, pero en la realidad este tipo de herramientas no están disponibles para todas las empresas, especialmente las pequeñas.

Elegir como destinar nuestro presupuesto puede resultar difícil si no conocemos exactamente nuestros objetivos, y en el caso de la utilización de herramientas audiovisuales, como un video, es fundamental tener claro nuestro objetivo, ya que no solo nos arriesgamos a gastar mucho dinero en algo que no va a transmitir lo que queremos, sino que además podemos estar entregando el mensaje equivocado.

No es una novedad que un video es algo muy atractivo, pero no podemos olvidarnos que también es costoso, y requiere un tiempo de realización considerable. Un error común es pensar en hacer algo económico, rápido y simple. es decir, no esta mal elegir una opción más económica, pero un video nunca va a ser algo barato, al menos no uno realizado por profesionales.

Resulta tentador pensar en que el video de mi empresa lo realice un amigo o familiar, que “algo conoce del tema”, o que a los ojos del resto de la familia “se maneja en el computador”, y lo cierto es que existe una buena posibilidad de que ese video sea atractivo, con una buena música envasada (sin derechos de autor, por lo tanto no se podrá subir ni a youtube) y que sea entretenido. Pero debemos preguntarnos: ¿es realmente efectivo? ¿hace alguna diferencia para nuestra empresa?. Probablemente no, lo más seguro es que se vea muy bien, pero que no entregue absolutamente nada a nuestros clientes.

Elegir una productora audiovisual puede ser costoso, pero obtendremos un trabajo profesional acorde al nivel de nuestra empresa, y no debemos olvidar, que un video de presentación de nuestra empresa es una vitrina más, y debemos darle la importancia que corresponde, ya que es nuestra imagen.