El video corporativo como herramienta de venta

El video corporativo como herramienta de venta

productora audiovisual

productora audiovisual

Un aspecto básico al momento de evaluar una inversión en imagen corporativa, es analizar si esta servirá para aumentar las ventas. Lo cierto es que en gran medida un video corporativo no se hace con este fin, pero evidentemente mejorar la imagen de nuestro negocio ayuda a posicionarnos de mejor forma frente a nuestros clientes.

El mostrar nuestra empresa, nuestras instalaciones y por supuesto a nuestro capital humano,  es algo fundamental en el proceso de mejorar nuestra imagen, pero esto se debe hacer de la mano de otras herramientas y evidentemente en el contexto de los canales de difusión que escojamos para presentarnos.

No servirá de nada crear un video corporativo, si este lo difundimos a través de una campaña de mail masivo o spam, ya que este probablemente no será visto completamente por nuestro publico objetivo, y peor aún, si lo ven, estarán con la predisposición de que estamos invadiendo su espacio.

En este sentido debemos ser coherentes, debemos ser capaces de mostrar nuestros atributos positivos (la gracia de un buen video corporativo) cuando el cliente quiera verlo, ya sea a través de un canal interno (como pueden ser los televisores en las habitaciones de un hotel), nuestra web o redes sociales.

En conclusión, un video corporativo es una herramienta de ventas que funciona a largo plazo y de forma indirecta, por lo que si necesitamos algo inmediato, siempre es recomendable el uso de un video promocional (que no exceda los 45 segundos de duración) difundido por canales establecidos, como pueden ser la televisión abierta o por cable.

Desde luego y aunque parezca obvio, el proceso de producir un video es complejo y existen muchas variables que debemos aprender a manejar, por lo que siempre debemos apoyarnos por una productora audiovisual para hacer este trabajo, ya que al final, es la imagen de nuestra empresa la que esta en juego.